Santiago recibe el 2023 con una ocupación hotelera del 76 %

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Sandra Alonso

Establecimientos de gama media-alta, con o sin cotillón, están llenos o casi al límite

30 dic 2022 . Actualizado a las 19:53 h.

Santiago despedirá el 2022 y recibirá el 2023 con una ocupación hotelera del 76 %. Los hoteles de categoría media-alta son los que presentan mejores datos frente a los hostales y hoteles de menor nivel, que prevén porcentajes inferiores de ocupación. Muchos de los establecimientos de primera categoría, especialmente aquellos que ofrecen cena, baile y cotillón, están ya completos, e incluso hay hoteles sin esta oferta que también están por encima del 80 y 90 % de ocupación.

Otros con menos reservas a día de ayer también registran notables incrementos, por ejemplo, los de Alda Hotels, que tienen una ocupación media del 57 % en los seis establecimientos locales de la cadena, lo que representa un 10 % más que el pasado año. Una situación similar se vive en el hotel Altamira, con un 50 % de reservas para la noche de Fin de Año, al tiempo que los dos restaurantes del grupo (Curro da Parra y Altamira) estarán llenos. Frente a estos datos, otros hoteles de tres estrellas o menos y hostales de categorías inferiores no llegarán al 50 %.

Fuentes del sector apuntan que el turismo de la última noche del año suele ser de un nivel adquisitivo medio-alto, y de ahí que los hoteles de menor categoría no suelan llenar sus habitaciones. En esta ocasión, al coincidir con año santo, se espera la llegada de más peregrinos que ocuparán este tipo de establecimientos, pero el número de las últimas jornadas está siendo relativamente bajo. En la del 28 de diciembre se entregaron 69 compostelas.

Thor Rodríguez, presidente de la Asociación Hostelería Compostela, explicó que en esta recta final del 2022 «estamos ante una situación extraña: hay hoteles al 100 % y otros al 50 %, todo depende del tipo de habitación». En general, los establecimientos con más prestigio y mejor nota en los buscadores de habitaciones en el casco monumental, y más concretamente los situados en las inmediaciones de la Catedral, colgaron el cartel de lleno total hace semanas. Es el caso, por ejemplo, del hotel Rúa Vilar.

El portavoz de los hosteleros apuntó que «los que ofrecen cena baile están llenos», y se «percibe interés por salir y divertirse». Manuel Vidal Iglesias, del hotel Scala, en Padrón, confirmó que no queda ninguna habitación libre en su establecimiento, y que el 80 % de las plazas ofertadas para la cena baile que se celebrará en su salón están ya ocupadas. La única opción para asistir a esta fiesta y evitar coger el coche para volver a casa de madrugada es recurrir a las habitaciones libres en otros hoteles del entorno. Para ello, Manuel Vidal confirmó que su establecimiento cuenta con un servicio de taxis gratuito para trasladar a los comensales a sus hoteles.

Al completo

El Scala no es el único hotel que ya colgó el cartel de lleno, también Los Abetos, en Santiago, se quedó sin plazas libres. Manuela Hermo, directora de este Gran Hotel, comentó que «estamos completos desde hace dos semanas». Un dato que recibe con satisfacción, pero «que era lo esperado después de dos años casi en blanco».

José Liñares, de los hoteles Costa Vella, Altair y Moure, explicó que la media de sus tres establecimientos será de un 75 %, pero matizó que los precios de las habitaciones corresponden a una tarifa media. En Booking, uno de los principales buscadores de habitaciones de Internet, se están ofertando plazas en hoteles de cuatro estrellas por precios desde 60 a 97 euros, siendo las más económicas las que corresponden a hoteles situados fuera del casco histórico, y las más caras en el entorno de la almendra del casco histórico. En algunos de los hoteles de cinco estrellas, aquellos situados fuera del ámbito monumental de Santiago, se ofertan habitaciones desde 130 a 198 euros. En la plataforma hotelera se incluyen plazas en hostales y hoteles de dos estrellas desde 35 euros.

Los turistas españoles y portugueses son mayoría frente a otras procedencias

Desde hace varios días se nota la recuperación del turismo procedente de Portugal, que solía desplazarse a Santiago coincidiendo con la última semana del año. Fuentes del sector apuntaron que no se han recuperado los niveles previos a la crisis del 2008, pero sí estaríamos en los valores previos a la pandemia. Junto al turismo luso, la ciudad recibe estos días un número importante de visitantes nacionales, que proceden de las comunidades más próximas, pero también de Madrid debido al aliciente de la reducción de los tiempos en el desplazamiento en tren.

En cuanto al turismo extranjero, el hotelero José Liñares apuntó que están alojándose en la ciudad peregrinos procedentes de Italia, Holanda y Brasil, que programaron sus peregrinaciones para llegar coincidiendo con el cierre de la Puerta Santa. Aunque hay algunos grupos de familias con niños, la mayoría de los turistas son parejas, grupos de amigos y de familias sin menores. Gran parte de las reservas son solo para la noche del 31, pero también hay grupos que llegarán para alojarse ya hoy.