Patrocinado por

El San Froilán de Lugo será como antes del covid: con casetas del pulpo y barracas

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

¿Se repetirá esta imagen en el 2022? Las casetas del pulpo de San Froilán se instalaron por última vez en el 2019
¿Se repetirá esta imagen en el 2022? Las casetas del pulpo de San Froilán se instalaron por última vez en el 2019 Carlos Castro

Los precios del pulpo serán iguales que los del 2019, con 12 euros por ración

11 may 2022 . Actualizado a las 21:06 h.

El San Froilán del 2022 será lo más parecido al del 2019, antes de la llegada del covid: con barracas, casetas del pulpo y conciertos en espacios abiertos. Esta es la intención con la que trabaja la Concellería de Cultura e Turismo. Su concejala, Maite Ferreiro, expuso este miércoles en la primera reunión de la comisión de fiestas los objetivos con los que trabajan para las patronales, que se celebrarán del 4 al 12 de octubre.

Ferreiro afirmó que están avanzando en los diferentes pliegos de las fiestas, como son la producción, las casetas y la colocación del recinto ferial. La comisión aprobó la propuesta del área de Cultura de no subir los precios de licitación en las barracas ni en las casetas, con lo que se cogerán como base los del 2016.

El gobierno local ya ha hablado con algunos hosteleros que les han manifestado que ven viable poder asumir los precios de hace seis años. La licitación será por dos años, con uno más prorrogable. Hay que recordar que en el 2020 no hubo casetas al celebrarse un San Froilán bajo mínimos, y tampoco las hubo en el 2021 porque al final ningún hostelero se atrevió a arriesgarse a concursar ante los cambios constantes en las restricciones por el coronavirus.

En el caso de las barracas, se sacarán a concurso en sobre cerrado y por un año. Se mantendrán los espacios y precios del 2016. En el 2020 no hubo atracciones pero el pasado año se instalaron buena parte de ellas tras las gestiones que asumió la propia alcaldesa de Lugo.

Los precios del pulpo

Otro acuerdo de la comisión, por indicación de la concejalía de Cultura, fue la de mantener los precios del 2019 de los productos relacionados con el pulpo, de tal forma que cada ración (250 gramos) costará 12 euros, la ración de pan y de cachelos (200 gramos cada una) serán de 1,50 euros cada una, y la botella de vino (3/4 litro) será a 6 euros.

Las fechas

Las fechas de las barracas y de las casetas serán diferentes a las del programa oficial de las patronales. Las atracciones podrán abrir desde el sábado 1 de octubre (las fiestas empiezan el martes 4) hasta el miércoles 12 de octubre, última jornada oficial. De esta forma tendrán tres días más. Por su parte, las casetas del pulpo podrán abrir, como viene siendo tradición, del 1 de octubre al martes 1 de noviembre.

Las patronales del 2022 contarán con conciertos gratuitos en varios escenarios, actividades musicales en las calles, verbenas, actuaciones para los niños, se prevé el festival de folklore que organiza Cántigas e Frores, así como la muestra del traje y de la música tradicional gallega del Domingo das Mozas. 

Déficit del 2021

Por otra parte, la concejala de Cultura presentó las cuentas del San Froilán 2021, que fueron deficitarias. El Concello invirtió 765.788,41 euros, mientras que los ingresos que recibió, en forma de colaboración con otras Administraciones o patrocinios de empresas privadas, fueron 75.000 euros.

El PP no está satisfecho con estas explicaciones y pedirá más información detallada de los costes de las patronales del pasado año, en las que, por ejemplo, no hubo ingresos por las casetas del pulpo. Tampoco los barraquistas pagaron las tasas, con el compromiso de que bajasen los precios de las atracciones.

 LAS CASETAS DEL PULPO PRECIOS
 Ración de pulpo, 250 gramos 12 euros
 Ración de pan, 200 gramos 1,50 euros
 Ración de cachelos, 200 gramos 1,50 euros
 Vino, 75 centilitros 6 euros

LICITACIÓN DE LAS CASETAS, PRECIOS INICIALES:

Caseta 1:  18.311,76 euros

Caseta 2:  17.312,95 euros

Caseta 3: 16.647,07 euros

Caseta 4: 16.647,07 euros

Caldero 1: 11.516,84 euros

Caldero 2: 10.888,65 euros

Caldero 3: 10.469,85 euros

Caldero 4: 10.469,85 euros

La oposición echa de menos que haya conciertos de gran relevancia

Al finalizar la comisión de fiestas, los grupos de la oposición criticaron la falta de ambición del gobierno local para que durante el San Froilán se celebren conciertos de gran relevancia. «Moito nos tememos que unha vez máis os nacionalistas prefiran utilizar o millón de euros que figuran nos orzamentos para este 2022 para pagar actuacións aos seus afíns», señaló la popular Beatriz Vázquez. Por su parte, Juan Vidal, de Ciudadanos, lamentó que la concejala de Cultura no sea partidaria de traer a un grupo o artista de gran éxito, que se podría financiar con el copago de la entrada.

Desde la concejalía apuntan que están abiertos a propuestas pero que trabajan sobre un presupuesto público, muchos artistas ya vienen al Caudal Fest o al FIV, y otros prefieren actuar en escenarios pequeños y de pago. Recuerdan que en el 2019 trajeron a un fenómeno de masas juvenil como Don Patricio y el éxito estuvo garantizado. Confían, señalan, en traen a artistas reconocidos y de temáticas variadas. 

El pregonero y la oferente

Otro punto de discordia entre los grupos es la elección del pregonero y de la oferente del Domingo das Mozas. PP y Ciudadanos quieren que sea por consenso y que se recupere el modelo que hubo hasta el 2015 de propuesta rotatoria por grupo municipal, aunque en ese año el PP fue el que rompió ese consenso al señalar que al haber entonces seis grupos municipales ellos tardarían años en poder elegir a su candidato. En la reunión de julio se hablará de nombres. Ciudadanos propuso ayer a la periodista lucense de RTVE Erika Reija. El pasado año iba a ser la también periodista Esther Eirós, pero un problema de agenda lo impidió.

El San Froilán, primer ensayo de gran fiesta tras la pandemia

lorena garcía calvo

Lugo ensaya las grandes fiestas de la nueva normalidad. Este lunes arrancó el San Froilán 2021 y lo hizo con una programación y un ambiente que recuerdan mucho a la época precovid. Principalmente, porque en cuanto uno se aproxima al recinto ferial, lo que se encuentra es una sucesión de estímulos auditivos y visuales que no se veían en una ciudad desde hace dos años. Eso sí, también se topa con una vigilancia sanitaria que en el 2019 era impensable.

Medio centenar. Esa es la cifra de barracas y puestos que se suceden a lo largo del ferial lucense. A golpe de lunes por la tarde personal del Concello continuaba validando los últimos permisos tras un fin de semana intenso para los técnicos y los barraquistas. En la explanada del pabellón, donde habitualmente se ubicaban siete u ocho atracciones, en esta ocasión habrá cinco, y en Rodríguez Mourelo y García Portelo también se registra alguna ausencia, pero no faltarán a la cita ni las churrerías, ni los puestos de patitos, las tómbolas ni el Scalextric.

Seguir leyendo