Patrocinado por

Los destinos de cine que promocionan Lugo

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Los principales reclamos turísticos de la provincia han sido reflejados en películas de mayor o menor éxito

02 feb 2022 . Actualizado a las 16:54 h.

El cine es un arte pero a la vez una industria que mueve en cada película decenas de personas y grandes cantidades de dinero. Pero a la vez lo que ofrece de fondo de escenario puede suponer una oportunidad turística. La Diputación de Lugo ha presumido esta semana en Fitur de provincia aprovechando que los concellos lucenses han servido de platós de cine y de series de televisión, gracias, también, a las ayudas de la institución provincial, que ve en el audiovisual (al igual que en eventos deportivos como La Vuelta) una excelente oportunidad para promocionar Lugo.

A lo largo de las últimas décadas han sido varios los monumentos, paisajes naturales y villas de la provincia que fueron elegidos por directores y productores para realizar sus películas. Por tradición, el cine que se ha filmado en Galicia ha tenido a las Rías Baixas, Santiago y A Coruña como habituales escenarios. No fue hasta los años sesenta, especialmente gracias al Camino de Santiago, cuando algunos directores se fijaron en Lugo. Buñuel filma en 1968 La vía láctea en O Cebreiro y Portomarín. Aunque quizás Fuego (1964) sea la más representativa, con escenas en Viveiro, Illa Coelleira, Belesar y la Praza Maior de Lugo.

Repasando la nómina de rodajes en la provincia se puede ver que los principales atractivos turísticos lucenses han acabado en la gran pantalla. Por ejemplo, Pedro Olea filma en 1970 su famosa El bosque del lobo en el mágico Os Grobos, en Becerreá. Adolfo Marsillach enseña la plaza de Mondoñedo y el Pazo de Sistallo en Flor de santidad (1972). Mario Camus convierte Lugo y la Muralla de 1983 en un plató para La vieja música. Chano Piñeiro rueda Sempre Xonxa (1989) en aldeas de Quiroga. En Martes de Carnaval (1991) sale Piornedo. Manuel Gutiérrez Aragón filma en 1995 El rey del río en el Miño, en O Piago, y en el Neira, en O Páramo, así como en la estación de tren. Isabel Coixet rueda en el Val de Láncara A los que aman (1998). La montaña ha servido de escenario para películas como Romasanta (2004, A Fonsagrada), Vilamor (2012, Negueira de Muñiz), Trinta lumes (2017, O Courel), y O que arde (2019, Os Ancares). Y la Ribeira Sacra luce en la serie de éxito internacional O sabor das margaridas, en la nueva película de Dani de la Torre, Live is life, o en Longa noite (2019), del meirense Eloy Enciso

El patrimonio lucense como plató de lujo

No solo los escenarios naturales o las calles lucenses han sido espacios de cine. Hay varios monumentos y edificios emblemáticos que por unos días saltaron a la gran pantalla. Por ejemplo, la fortaleza de San Paio de Narla sirvió de plató en 1991 para la aterradora Besos en la oscuridad. El Pazo de Tor lo eligió Gonzalo Suárez para Beatriz (1976). Años más tarde, en el 2014, Ignacio Vilar lo vovió a utilizar para su reconocida versión de A esmorga, así como el Pazo de Ferreiroá, en Pantón. Las casas solariegas y pazos han servido para varios rodajes, especialmente en Cospeito, Láncara y O Corgo, retratados en cintas como A los que aman, O sabor das margaridas, El rey del río o Flor de santidad.

En Lugo ciudad el Círculo de las Artes se convirtió en un cabaré de la Barcelona de 1921 en La sombra de la ley (2018), y el francés Sechaud rodó en el 2009 en O Vello Cárcere (mucho antes de ser restaurada) Suerte, una película sin apenas exhibición. Las habitaciones del ahora desaparecido Hospital Xeral sirvieron, antes de ser derribadas, de plató para Sen embargo, quérote, filmada en el 2011 por Jorge Algora. Ese mismo año, el monasterio de Ferreira de Pallares se convirtió en hospital real para la película Doentes.

LAS 32 PELÍCULAS MÁS DESTACADAS QUE SE FILMARON EN LUGO

Fuego (1964), Julio Coll. Viveiro, Burela, Celeiro, Illa Coelleira

Cotolay (1966). José Antonio Nieve Conde. Lugo (Porta do Carme)

La vía láctea (1968). Luis Buñuel. O Cebreiro, Portomarín, Sarria

El bosque del lobo (1970). Pedro Olea. Os Grobos (Becerreá)

Flor de Santidad (1972). Adolfo Marsillach. Mondoñedo, Pazo Sistallo (Cospeito)

Beatriz (1976). Gonzalo Suárez. Pazo de Tor (Monforte)

A Contratiempo (1981). Óscar Ladoire. Lugo, Sargadelos, Viveiro

La vieja música (1985). Mario Camus. Lugo (Muralla, Praza Campo)

Sempre Xonxa (1989). Chano Piñeiro. Muíño do Soldón, Bustelo (Quiroga)

Martes de Carnaval (1991). F.Bauluz-P.Carvajal. Os Ancares, Piornedo

Besos en la oscuridad (1991). Hervé Hachuel. San Paio de Narla (Friol)

El rey del río (1995). Manuel Gutiérrez Aragón. Lugo, O Piago, O Páramo, O Corgo

La ley de la frontera (1995). Adolfo Aristaráin. Buciños, Cartelos (A Fonsagrada)

Matías, juez de línea (1996). La Cuadrilla. San Cibrao, Viveiro

A los que aman (1998). Isabel Coixet. Láncara, Sarria, O Incio, Bóveda

Tierra de fuego (1999). Miguel Littin. Cereixido (A Fonsagrada)

Camino de Santiago (1999). Robert Young. Villas del Camino

Romasanta (2004). Paco Plaza. A Fonsagrada, Sarria

O ano da carracha (2004). Jorge Coira. Lugo

Los muertos van deprisa (2008). Ángel de la Cruz.Rinlo (Ribadeo)

Al final del camino (2009). Roberto Santiago. O Cebreiro

Suerte (2009). Jacques Sechaud. O Vello Cárcere de Lugo

Dictado. Antonio Chavarrías. Playa de San Román (O Vicedo)

Doentes (2011). Gustavo Balza. Ferreira de Pallares (Guntín)

Vilamor (2012). Ignacio Vilar. Negueira de Muñiz

A esmorga (2014). Ignacio Vilar. Pazo de Tor y Pazo de Ferreiroá, en Pantón

Trinta Lumes (2017). Diana Toucedo. O Courel

La sombra de la ley (2018). Dani de la Torre. Círculo de las Artes de Lugo

O sabor das margaridas (2018). Miguel Conde. Ribeira Sacra, Monforte, Adai

O que arde (2019). Óliver Laxe. Os Ancares

Longa noite (2019). Eloy Enciso. Lugo, Ribeira Sacra, Os Ancares, Sarria

Live is life (2021). Dani de la Torre. Ribeira Sacra

Cuando las claquetas suenan en Lugo: «Acción»

suso varela

El rodaje de La sombra de la ley, la nueva película del monfortino Dani de la Torre, pone de actualidad la historia de Lugo con el séptimo arte, que es casi tan vieja como el propio cine. En julio de 1897 se proyectaban por primera vez en la ciudad las películas de los hermanos Lumière, año y medio después de que lo hiciesen en París. Durante estos 120 años han sido muchas las películas exhibidas, los cines abiertos y cerrados y hasta los ciclos programados. Hoy perviven con estabilidad los más de 50 años del Valle Inclán y los 39 años de la Semana de Cine de Fonmiñá.

Seguir leyendo