Patrocinado por

Muxía enamora a través del oído

MARTA LÓPEZ CARBALLO / LA VOZ

VEN A GALICIA

J.M. CASAL

ESPECIAL FITUR 2022 | El Concello ha recopilado una serie de sonidos que evocan los elementos más identitarios del municipio y que pueden escucharse escaneando un código QR. La campaña se llama Muxía, un municipio de sensasións

23 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

No es secreto que Muxía entra por los cinco sentidos. Ese aroma a salitre, ese congrio sabroso, esa aspereza que tienen las rocas de la Barca, esos paisajes que dejan sin aliento y esos sonidos que evocan tradición. Y es precisamente por ahí, por el oído, por donde Muxía se ha propuesto conquistar a quien la visite.

En eso se basa la última estrategia turística lanzada por el Concello y presentada esta semana desde el estand de Turespaña en Fitur. Muxía, un municipio de sensasións lleva por título un proyecto mediante el cual se han recopilado alrededor de una decena de sonidos que evocan la esencia y los elementos más identitarios de ese territorio, empezando por las particularidades de su habla: esa gheada y ese seseo que quedan patentes ya desde el nombre de la campaña.

LOIS BÚA

Desde las olas rompiendo contra las rocas del agreste litoral muxián, a las panderetas de asociación Abaladeiras o la danza de espadas que aún hoy perdura en Quintáns. «É unha mostra do que somos, das nosas raíces, da nosa cultura e das atractivas características da nosa fala, que nos fan persoas únicas», señaló el alcalde, Iago Toba, durante su presentación en Madrid.

Estos audios podrán escucharse con un gesto que se ha popularizado a raíz del estallido de la pandemia, el escaneo de un código QR. Así, por medio de la tecnología, Muxía aspira a llevar su cultura, sus tradiciones y su historia «arredor de todo o mundo».

CONCELLO DE MUXÍA

No podría faltar en esta compilación de sonidos alguna referencia a la romería da Virxe da Barca, acontecimiento del año en Muxía y aguardado como agua de mayo para este 2022, ya que la situación sanitaria descafeinó las dos últimas ediciones. Ese grito «Viva a Virxe da Barca!» que se escuchaba en las festividades del domingo está recogido en el proyecto, junto con el «latexo» que antaño producía la Pedra de Abalar cuando oscilaba bajo el peso de decenas de romeros. Desafortunadamente, la roca no volvió a abalar desde que rompió por última vez debido a las inclemencias del tiempo, pero quienes sientan morriña de esa tradición tan arraigada podrán echar mano de estos audios para retrotraerse en el tiempo.

Siempre y cuando la pandemia lo permita, la romería de este año promete ser muy especial. No solo porque sería la primera que se haría «a la vieja usanza» en tres años, sino porque en este 2022, en concreto el 15 de agosto, se cumplirán 75 años de la coronación canónica de la imagen de la Virgen.

Ana Garcia

Por el Xacobeo, la Vía Mariana o los faros: un territorio para andarlo

Destino final de la Vía Mariana, escenario de dos etapas del Camiño dos Faros y destacado enclave del Xacobeo, Muxía es un mapa de arterias que merecen ser caminadas.

Todo el sector que vive del Camiño mira con esperanzas al 2022, al «bis» de un Año Santo que acabó truncado por el covid-19 y que no dejó los números aguardados. Pero si la evolución sanitaria es la esperada, este podría ser el año del despegue definitivo post pandémico y Muxía tiene, junto con Fisterra, un lugar señalado en los itinerarios de peregrinación.

Siendo el santuario de A Barca el enclave más icónico del territorio muxián, el Concello iniciará pronto unas obras para hacer una serie de mejoras en su entorno: iluminación, señalización y restauración de la histórica Fonte da Pel. Además, por fin se ha repuesto el pararrayos del templo, que llevaba deteriorado bastantes meses, con el riesgo que eso entrañaba.

Miles de peregrinos se acercan cada año hasta la villa de la Barca y las cifras del 2021 no fueron del todo negativas, sobre todo en el período estival y a pesar de la ausencia de visitantes extranjeros. No hay un cómputo oficial de las personas que deciden continuar con su periplo más allá de Santiago de Compostela, si bien se estima que el número de fisterranas y muxianas expedidas anualmente ronda las 50.000.

Fotos: Parador de Muxía

El Parador, que reabrirá en abril, acabó la campaña en lo más alto de la red nacional

Este año se cumplirán dos decenios de la catástrofe del Prestige, que además de dejar imágenes de desolación y movilización social, fue también el origen de una serie de proyectos que de algún modo supusieron una gran diferencia para la Costa da Morte. Uno de ellos fue el Parador de Lourido, gran promesa que tardó nada menos que 17 años en abrir sus puertas. Aunque no por tardío resultó ser menos exitoso, pues viene de cerrar la temporada como el mejor de toda la red nacional en cuanto a ocupación y como uno de los mejor valorados por los clientes.

Diciembre fue un mes difícil debido al estallido de la sexta ola, que trajo consigo una cascada de cancelaciones por las restricciones, pero hasta noviembre el Parador muxián tuvo en torno a un 92,5 % de ocupación, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta su —por ahora— corto recorrido.

«A xente queda impresionada»

El fisterrán Julio Castro Marcote, con una amplia experiencia en Paradores, asumió en su día el reto de dirigir este nuevo complejo y a día de hoy, año y medio después de la gran apertura, los resultados no han podido ser más prometedores. Hasta abril estarán cerrados por descanso y para llevar a cabo acciones de mantenimiento, pero ya hay reservas cerradas para la vuelta, especialmente para eventos, convenciones y actos especiales que traen hasta Muxía grandes cantidades de visitantes, generalmente de nivel adquisitivo alto. «A xente queda impresionada con isto, din que non hai nada así», confesaba Marcote a La Voz hace escasas semanas mientras ponía en valor el destino y todo lo que tiene que ofrecer.

Hacia fuera, una espectacular vista hacia la playa de Lourido, y en el interior, una auténtica galería de arte en la que cada rincón se ha decorado con exquisito cuidado. Encaje y olería de Buño, esculturas de artistas de renombre, formas orgánicas que evocan elementos como las olas o las rocas de los coídos, información sobre naufragios o fotografías del mar o la emigración pueden encontrarse a lo largo del hotel, que es, en esencia, un gran museo sobre la Costa da Morte. Además, la oferta cultural se completa con exposiciones temporales que van pasando por las instalaciones a lo largo del año.