La DGT identifica 25 puntos peligrosos en las rutas jacobeas del área de Vigo

Monica López Torres
mónica torres TUI / LA VOZ

VEN A GALICIA · Exclusivo suscriptores

Mónica

Riesgos para peregrinos y ciclistas jalonan los trazados del Camino Portugués

16 oct 2021 . Actualizado a las 00:02 h.

Los principales puntos negros del Camino de Santiago en la provincia de Pontevedra están en Vigo, Baiona y Oia. Así lo determina la guía interactiva que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT) después de analizar las zonas con mayor concentración de accidentes en las doce rutas con más afluencia de peregrinos. Tras el estudio, se ha firmado con la Xunta un acuerdo para hacer del Camino un lugar más seguro. En las dos rutas del Portugués, la tradicional desde Tui y la de la costa desde A Guarda, que suman 210 kilómetros hasta la capital gallega, se identifican un total de 36 tramos de riesgo de seguridad vial. De ellos, 25 discurren por el área de Vigo.

En el caso del Camino por la Costa, la DGT ubica en Oia el punto de mayor riesgo. Concretamente en el punto kilométrico 24,500 de la PO-552, que es la intersección de A Ermida, en Mougás. En Baiona y Vigo sitúa Tráfico los tramos de mayor riesgo. Son de recorrido paralelo, en los que el peregrino comparte vías con otros usuarios y hay puntos de intersección. En el caso de la ciudad olívica, la atención se centra en la zona de la parroquia de San Miguel de Oia. Es un tramo de 500 metros por arcén en la carretera PO-552, que comienza a la atura del punto kilométrico 5 de esta carretera, entre los lugares de A Estomada y As Roteas. Se trata de la carretera de Camposancos y el recorrido conflictivo es el que transcurre en las inmediaciones del Camiño Figueiras.

DGT

El tercer punto negro de las rutas situadas en el área metropolitana de Vigo está en el municipio de Baiona. La DGT advierte en su guía y en la web específica que han habilitado que uno de los principales peligros para los peregrinos se corresponde con un tramo que discurre por la calzada de la EP 3102, que es la variante de Sabarís a Tomiño, sin ningún tipo de separación física. El mayor peligro se limita a 75 metros a partir del punto kilométrico 19,300 de esta carretera provincial.

La densidad de tráfico y de peregrinos, y la coincidencia del camino por la calzada sobre la PO-552, motivan que en el concello de Oia haya lo que la DGT califica como puntos de precaución. Los sitúa en las zonas de A Aguieira, Mato Vello y As Mariñas. En este mismo municipio y sobre esta carretera, pese a la fuerte inversión que en materia de seguridad vial ha desarrollado la Xunta en los últimos años incluyendo la señalización y ampliación del carril bici, se encuentran once tramos de precaución. El primero en A Guarda, justo en la salida del municipio a partir del mirador de As Loucenzas. Los otros diez jalonan la ruta hasta Vigo, pero nueve se concentran en el límite municipal de Oia y el décimo, en Vigo. Este último está también en la zona de San Miguel de Oia. Luis do Freixo, vecino que hizo la primera guía web del Camino por la Costa, confirma la peligrosidad de la ruta en este punto de San Miguel de Oia. Advierte, además, que el trazado que recoge la Asociación de Amigos dos Pazos como primigenio evita este punto de confluencia con la carretera, por lo que consideran que los peregrinos no han de cruzarlos sino seguir el trayecto por el conocido como antiguo Camiño Real.

DGT

El Camino Portugués que entra por Tui tiene muchos menos puntos de riesgo, según el informe elaborado por la DGT. Uno de los tramos que llaman a la precaución en Tui es el de la intersección del camino con la PO 342 en Rebordáns. En Mos están los dos siguientes, por la confluencia con la EP-261 y la Nacional 551. Los demás puntos calientes se sitúan en Setefontes (Redondela) y en la PO-264 de Arcade, en Soutomaior.

En Oia se prevé el pintado de un paso en As Mariñas

Oia es el término municipal más peligroso para la seguridad vial de los peregrinos. El mapa de la DGT identifica 9 tramos y 3 puntos de precaución y uno de riesgo en este municipio. En casi todos los casos se disparan las alertas por ser tramos de calzada con gran densidad de tráfico. Precisamente, la semana pasada se colocaron nuevas señales limitando la velocidad a 50 kilómetros por hora en el lugar de As Mariñas, en Mougás, donde la DGT advierte de un punto de precaución y donde se va a pintar en los próximos días un semáforo que facilite el paso de los peregrinos. Se trata, además, de una vía con alto volumen de ciclistas, especialmente los fines de semana