Patrocinado por

El pleno de ocupación en el puente del Pilar confirma la recuperación del turismo en Galicia

Manuel Varela Fariña
Manuel Varela REDACCIÓN / LA VOZ

VEN A GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Hoteles y alojamientos cubren más del 85 % de las plazas en la comunidad. «El turismo en este puente está a tres o cuatro horas en coche», dice el sector.

12 oct 2021 . Actualizado a las 09:51 h.

En el vestíbulo de un hotel de la Rúa da Reina, en Lugo, no dan abasto. San Froilán coincide con el puente del Pilar y la ciudad vuelve a estar llena de gente: «Estamos a tope». Lo mismo en Ourense, en el Hotel Miño, donde no queda una habitación libre. En Cedeira, aún hay alguna disponible en el Hotel Herbeira, después de un fin de semana con pleno de ocupación. «Este verano nos dimos cuenta de que los españoles viajan mucho al extranjero», bromean desde la recepción, después de un verano en el que el turismo nacional salvó la temporada. El escenario se repite en el resto de la comunidad, donde la mayoría de hoteles superan el 85 % de ocupación y muchos están llenos desde el fin de semana.

El sector cumple así las previsiones que tenía para el puente, según indica Cesáreo Pardal, presidente del Clúster Turismo de Galicia. «La ocupación oscila en todas partes entre el 85 y el 95 %. Además, hubo reservas de última hora y podrían aumentar», comenta Pardal, que reconoce también la satisfacción de los empresarios ante las cifras. A esta afluencia de turistas contribuyó, en buena medida, una climatología favorable. «Si hubiese llovido, muchos no se habrían movido de casa», continúa.

«Contábamos con un buen puente, pero esta especie de veranillo que estamos viviendo ha ayudado mucho», añade Dulcinea Aguín, presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga). La ocupación en alojamientos de alquiler turístico, según las estimaciones provisionales de Aviturga, supera el 90 % en toda Galicia. En lugares como Sanxenxo, O Grove, Marín, A Illa de Arousa y las grandes ciudades —incluida la comarca de Santiago—, llegan al pleno. Aguín subraya que las cifras son incluso mejores que en el 2019.

«Hubo gente que vio que en las Rías Baixas hacía bueno y bajó; y, gente en Vigo que vio lo mismo y subió a A Mariña», resume Cesáreo Pardal. Calcula que seis de cada diez turistas son gallegos y el 40 % restante, españoles. Durante el verano, la mayoría de visitantes extranjeros eran portugueses, que sin festivo no viajarán a Galicia. «El turismo en este puente está a tres o cuatro horas en coche. También vendrán los habituales de Madrid», dice el presidente sobre el Clúster el perfil de los que estos días se hospedan en la comunidad.

Aguín amplía el marco y apunta al turismo nacional procedente del sur de España y el Levante: «Hay un porcentaje importante que viene por primera vez y otros que repiten tras haberse estrenado el año pasado». También observa «mucho turista internacional», sobre todo, americanos. «Ha ayudado mucho el transmitir que Galicia es un destino seguro», afirma. Desde Aviturga avanzan que los propietarios ya están recibiendo reservas para los puentes de noviembre y diciembre.

Récord de visitantes en la Costa da Morte, A Mariña Lucense y las Rías Baixas

Galicia no ha recuperado aún al turismo internacional. Este verano, los gallegos que se hospedaron en hoteles de la comunidad, junto a los visitantes nacionales y portugueses, salvaron el verano en el sector, ya que los viajeros procedentes del extranjero solo significaron el 12 % del total. La porción del turismo internacional abarcaba antes de la pandemia el doble. Y pese a su ausencia, casi un millón y medio de personas se hospedaron en la comunidad entre los meses de junio y agosto —los datos de septiembre se conocerán a finales de este mes—.

La mayoría llegaron en el mes de agosto, con 670.364 huéspedes en hoteles y otros 32.557 en viviendas de alquiler turístico. El turismo nacional volvió a sostener al sector hotelero ese mes, con 588.498 viajeros, la cifra más alta desde el inicio de la serie histórica del INE, en 1999. La proporción fue aún mayor entre los usuarios de pisos y casas vacacionales: de los 32.557 clientes, el 94,4 % fueron españoles. Así, a lo largo del verano, nueve de cada diez reservas fueron de turistas nacionales.

El Instituto Nacional de Estadística define cuatro zonas turísticas en Galicia: Costa da Morte, Rías Baixas, A Mariña Lucense y Rías Altas. En las tres primeras se alcanzaron unos registros históricos de huéspedes nacionales este verano, tanto en hoteles como en alojamientos de alquiler turístico. En la Costa da Morte, por ejemplo, el número de visitantes en agosto fue casi el doble que en el mismo mes del 2015. En el mes de agosto, solo los apartamentos de alquiler vacacional de la costa catalana contaron con más turistas que las viviendas gallegas en el norte del país.

De Sanxenxo a la Ribeira Sacra: las zonas con más tirón en el puente del Pilar

Marcos gago / c. c. / c. v.

El mercurio escaló por encima de los 26 grados de máxima en Sanxenxo, capital turística de las Rías Baixas que ha encontrado en este puente la conjunción perfecta para prolongar su temporada: sol, buena mesa y un turismo que se aleja de las aglomeraciones veraniegas para centrarse más en la gastronomía, los paseos y el relax. Se han cumplido las previsiones del sector, que no duda de calificar este puente del Pilar como «moi satisfactorio», como lo expresa el presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos (CETS), Alfonso Martínez.

Desde el viernes se percibe más tráfico por las carreteras y uno se encuentra al volante coches de otras comunidades autónomas y matrículas portuguesas. Si se pasea por el centro urbano se escuchan acentos de las cuatro provincias gallegas, de Asturias, de la Meseta e incluso de más abajo de Madrid. El grueso del turismo es del noroeste, pero llama la atención las excursiones de Segovia o las autocaravanas de Salamanca. Con la pandemia muy contenida en el municipio, las cifras recuerdan a tiempos prepandemia. Ya lo hicieron en verano y ahora todo indica que se va a repetir en un otoño que antes de que el covid apareciese estaba estirando más y más la temporada alta.

Seguir leyendo