Patrocinado por

Nalón, el velero que brinda la ocasión de descubrir Arousa norte desde el mar

m. x. blanco RIBEIRA / LA VOZ

VEN A GALICIA

Las travesías para disfrutar del anochecer son las que más interés despiertan

21 sep 2021 . Actualizado a las 07:52 h.

A pie, en bicicleta, en moto, en coche, en caravana... y también en barco es posible descubrir los encantos que oculta el territorio de Arousa norte. Pese a que el turismo náutico es todavía un sector por explotar en la comarca, en los últimos tiempos han surgido varias iniciativas que tratan de sacarle partido al enorme potencial que tiene el mar de Barbanza. Xoán Silva es el promotor de una de ellas. Hace un par de años se hizo con un velero, el Nalón, que ofrece desde rutas por la ría arousana hasta todo tipo de celebraciones.

Ya en el verano del 2020, pese al envite del covid, el navío constituyó un importante reclamo, interés que se ha mantenido este año, pese a que el tiempo no ha sido un aliado: «Aquí a actividade principal desenvólvese entre os meses de xullo e agosto e nesta ocasión foron bastante inestables. Potencial hai moito, pero dependemos da meteoroloxía», explica el patrón.

Pese a ello, el Nalón surcó con asiduidad las aguas de la ría de Arousa. Las excursiones para disfrutar del anochecer fueron la propuesta estrella: «Saímos practicamente a diario para ir ata Cortegada e ver como se pon o sol sobre a serra do Barbanza. É unha viaxe dunhas dúas horas, á que lle imprimimos un aire ibicenco, con picoteo e música». Xoán Silva asegura que todos los que han probado la experiencia quedaron fascinados: «Non ten nada que ver asistir a un atardecer desde terra que desde o mar. Gusta moito».

El velero también funciona como chárter, es decir, un alquiler con patrón que permite realizar el itinerario deseado e incluso montar pequeñas celebraciones. Y la demanda de este servicio es elevada: «Organizamos varios aniversarios de mozos con actividades moi entretidas, pois levamos unha moto de auga e un inchable xigante». También triunfó la salida realizada con el fin de ver desde el mar las lágrimas de San Lorenzo.

Aunque a partir de octubre compaginará estas iniciativas con las formativas, rutas en las que los clientes tendrán la ocasión de formar parte de la tripulación para aprender a manejar un velero, Xoán Silva ya está pensando en ampliar el negocio de cara al próximo verano. Tiene varias ideas en la cabeza, todas para desarrollar en el interior de la ría de Arousa: «Aquí o mar é moi tranquilo e a taxa de mareos é cero. Para nós constitúe unha gran vantaxe».

Planes de expansión

Una de sus grandes apuestas consistirá en potenciar los deportes náuticos. Para ello, pretende instalar en la playa rianxeira de Tanxil una caravana convenientemente acondicionada, que servirá tanto de chiringuito como de punto de venta de tiques para disfrutar de las actividades que ofrece el Nalón. En el propio arenal, el emprendedor pondrá a disposición de los visitantes canoas y bicicletas, mientras que equipará el velero con diversos hinchables de arrastre sobre el agua, que servirán de complemento a las travesías: «Esta banda da ría de Arousa non está nada explotada neste eido e eu estou convencido de que ten moito potencial».

Xoán Silva incluso espera contar el próximo verano con un segundo barco, un bateeiro restaurado, ideal para las personas con movilidad reducida. Sus 14 metros de ancho lo convertirán en una plataforma flotante.

En detalle

El barco. El Nalón es un velero clásico de 1971 que fue restaurado hace un par de años. Mide nueve metros y medio, y tiene capacidad para transportar a ocho personas.

La oferta. Rutas, celebraciones y cursos de navegación componen la oferta de actividades.