El Gaiás se afianza en la cultura urbana con la construcción de un circuito BMX

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Sandra Alonso

La pista de bicicross supervisada por expertos tiene 400 metros de largo

13 sep 2021 . Actualizado a las 22:46 h.

Primero fue el rocódromo y la ensaladera para skate habilitados en el hoyo del jardín del Teatro, después llegó el Delas Fest, el único festival de arte urbano con perspectiva de género realizado en Europa, y ahora se añade la construcción de una pista de 400 metros para la práctica del ciclismo BMX o bicicross, un deporte que en su modalidad freestyle se convirtió por primera vez en olímpico este año en Tokio. El Gaiás afianza así su vocación por la cultura y los deportes urbanos con la dotación de una instalación permanente que se suma a las exhibiciones habituales de parkour, patines, hip hop o certámenes que giran en torno al grafiti, como es el caso del Xuventude Crea.

La nueva instalación deportiva se ubica en la parte más elevada en la Ciudad de la Cultura, junto a la parada de autobuses y la rotonda de acceso a la autopista AP-9, en lo que hasta hace poco era una colina artificial que se había formado con la acumulación de materiales procedentes de la obras del complejo cultural.

En la antigua escombrera se realizaron trabajos de acondicionamiento del terreno con el fin de obtener las formas y los perfiles adecuados para la práctica del BMX. Aunque el circuito no tiene las dimensiones para convertirse en una pista de carreras debidamente homologada para la alta competición, en su construcción sí se contó con la colaboración de ciclistas de la especialidad BMX, encargados también de realizar las primeras pruebas y correcciones de la pista antes de su apertura.

Durante la fase de pruebas del circuito se analizaron aspectos como la altura de los obstáculos, pendientes de entrada y salida de los mismos, transiciones entre tramos horizontales, así como la distancia entre los puntos de obstrucción y el peralte y ancho de las curvas.

Es más, en la creación del circuito de bicicross se tuvieron en cuenta las consideraciones de seguridad recogidas en la guía de pistas BMX de la Unión Ciclista Internacional. De este modo, en los laterales de la pista se dejó una zona de seguridad de un ancho mínimo de dos metros, libre de obstáculos, que se cubre con césped. En esta zona, la mesa horizontal lateral tiene como mínimo un metro de ancho, mientras que los bordillos se disponen al mismo nivel con la finalidad de evitar aristas que puedan producir lesiones en caso de caídas.

Toda la instalación cuenta con un sistema de iluminación formado por postes dotados de conjuntos de proyectores con ópticas distintas que permiten iluminar la totalidad del circuito desde puntos alejados entre sí.

El recinto tiene dificultad media y será accesible solo para mayores de 14 años

El nuevo circuito para la práctica del ciclismo BMX, que en breve abrirá sus puertas en el complejo de la Ciudad de la Cultura, fue concebido con un grado de dificultad media, al objeto de que pueda resultar atractivo para usuarios con diferente nivel de preparación y destreza. La edad mínima para poder utilizar la pista de bicicross es de 14 años, si bien se permitirá el uso por parte de niños de menos edad, pero siempre y cuando cuenten con la supervisión y tutela de una persona mayor responsable.