Moreiras tiene un campo de batalla

Cándida Andaluz Corujo
cándida andaluz OURENSE / LA VOZ

VEN A GALICIA

Miguel Villar

La localidad de Toén cuenta con un escenario de Airsoft creado por el equipo Tercio GRT, que este domingo abrirá sus puertas con un campeonato

11 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Airsoft es una actividad lúdico-deportiva, la interpretación de una campaña militar en la que no falta ningún detalle. Esta practica está cada vez más extendida en España, cuenta con una federación propia y tiene unas normas y un reglamento específico donde la seguridad es lo más importante. Esa moda ha llegado a Ourense y desde este domingo, la localidad de San Pedro de Moreiras  (Toén) cuenta con un campo en el que practicarlo. El equipo Tercio GRT, compuesto por vecinos de la localidad, está detrás. Pertenecen a una asociación cultural. «Empezamos a jugar y formamos un equipo, somos todos de la zona menos dos integrantes que son de Santiago y Rianxo. Nos reunimos de vez en cuando para hacer el atrezo. Cosas como cohetes, cañones antiaéreos, antenas para comunicaciones», explica José Luis Arce Canal. Su profesión de carpintero ayuda. Las partidas se juegan entre varios equipos, aunque estén a muchos kilómetros de distancia.

Miguel Villar

«Cada vez hay mas gente para jugar, solo en Madrid hay 700 equipos. Las partidas suelen ser de doscientas personas en un mismo campo. Nosotros tenemos 200 hectáreas preparadas. Hay un comandante que es el que da las ordenes al resto del equipo», explica. La finalidad es experimentar las emociones que provoca la ambientación del juego. Por eso es importante que se desarrolle al aire libre y que la zona esté preparada. En el caso de Moreiras existe un campamento, una cantina y hasta una torre de vigilancia.

Tercio GRT crea su propio atrezo «con mucho trabajo para que en las partidas no falte de nada», explica Arce Canal. Así cuentan con misiles, antenas de radio, cañones, minas o detectores de las mismas. La partida de este domingo empezará a las 11.00 horas y durará toda la mañana. Tiene varias misiones que desarrollarán dos bandos: el claro y el oscuro. En esta ocasión solo podrá haber 80 participantes, que es lo que marca la normativa del covid. «Jugaremos 17 campos de España al mismo tiempo», recalca Arce Canal.

 

Miguel Villar

Un guion predefinido

Los participantes tienen que seguir el guion que escribe un compañero. Porque cada uno de los componentes tiene un cometido. Está el encargado de los equipos de Internet, de juegos, de ingeniería, de tesorería o de publicidad. «Cada uno se ocupa de una parte fundamental para que todo funcione», señala. Pero el campo no está solo hecho para el disfrute del Tercio GRT. A partir del lunes se abrirá a toda aquella persona que quiera participar en las partidas que se vayan convocando a través de las redes sociales. «Es un juego muy divertido y cada vez hay más adeptos», añade. Pero no solo es importante el atrezo exterior, los componentes del equipo van perfectamente equipados. A los jugadores de Airsoft no les falta detalle: vestidos con ropa militar mochilas, cascos, gafas y armas; además de llevar réplicas de escopetas, fusiles, silenciadores o visores, todas armas lúdicas-deportivas. Eso sí, no hay balas ni explosiones, sino munición de plástico biodegradable o de aire comprimido.

Y el espacio es fundamental. Tercio GRT tiene su campo en el lugar de A Medoña. Un entorno natural en un monte comunal que les ha obligado a tener que mover muchos hilos para poder crear ahí la zona de juegos, aunque parte de la dotación está en terrenos que son propiedad de uno de los integrantes del grupo. También es crucial tener en cuenta ciertos valores como el trabajo en equipo y el compañerismo. Y los que van más allá buscan en el Airsoft aumentar sus reflejos, su reacción ante un acontecimiento inesperado, conocer tácticas o mejorar su condición física. Y el honor es la palabra de la que más presumen. No en vano, al marcar a un adversario la única manera de poder asegurar que ha sido eliminado es que él mismo lo reconozca, ya que la munición que se emplea no deja marca, como ocurre en otro tipo de juegos similares.

En la provincia de Ourense hay alrededor de una decena de equipos de Airsoft, que en ocasiones se tienen que desplazar a campos de otras provincias, sobre todo Lugo, para poder desarrollar las partidas. Algunos, afirman José Luis Arce Canal, hasta un espacio preparado en Chantada.