#

¿Sabes lo que puedes hacer y lo que no con tu autocaravana?

Paula Méndez / R. S.

VEN A GALICIA

Área de autocaravanas en el pabellón de deportes de Lugo.
Área de autocaravanas en el pabellón de deportes de Lugo. ALBERTO LÓPEZ

Desde el sector recuerdan que «se puede circular y estacionar en cualquier ciudad, pero no pernoctar», lo que debe hacerse en zonas habilitadas. Galicia, con 170 espacios, es la comunidad con más áreas para autocaravanas

12 sep 2021 . Actualizado a las 19:57 h.

No es un espejismo. Las autocaravanas han llegado para quedarse. El crecimiento de este sector, según datos de la Asociación Española de Empresarios del Caravaning (ASEICAR), ha sido arrollador: de 1.293 nuevos vehículos matriculados en España en el 2013 a 5.782 en el 2017, 7.056 en el 2018, 9.014 en el 2019 y 8.690 el año pasado. Lo que parecía una moda ya es, sin duda, la norma, pero, ¿saben ya todos estos usuarios qué pueden (o no) hacer con sus autocaravanas?

¿Quién puede conducir una autocaravana? Según la Dirección General de Tráfico (DGT), las autocaravanas están catalogadas como furgonetas, es decir, vehículos de menos de 3.500 kilogramos. Por lo tanto, cualquier persona que posea el permiso de conducir B para turismos podrá conducir este tipo de vehículos.

¿A qué se debe el aumento de su demanda en la actualidad? Hay diversidad de opiniones. Por un lado, hay quienes achacan el impulso reciente de este sector al coronavirus. El empresario de autocaravaning y presidente de la delegación gallega de ASEICAR, Antonio Jul, ha observado en su propio negocio cómo el alquiler y las ventas se han desbordado: «La gente ha descubierto que las autocaravanas no solo aportan comodidad, sino que son espacios seguros y perfectamente desinfectados donde no hay necesidad de compartir áreas comunes, como ocurre en hoteles, por ejemplo».

José Luis Quintero, miembro de la Federación Española de Asociaciones de Autocaravanistas y presidente de su homólogo en Andalucía, defiende que «el búm ya comenzó antes de la llegada de la pandemia, pero ahora, por culpa de las restricciones, los autocaravanistas no hemos podido salir de las fronteras del país y hemos optado por viajar en España».

¿Cuánto cuesta alquilar una autocaravana? Depende del tipo de vehículo y la estación del año. En el caso de las camper, que pueden tener de dos a cuatro plazas, su precio oscila entre los 80 y 140 euros al día, según sea temporada baja o alta, respectivamente.

Si hablamos de autocaravanas propiamente, de cuatro hasta siete plazas, que es el máximo de ocupantes que puede contener este tipo de transporte, el precio de alquiler aumenta a 100 euros al día en temporada baja y 180 en alta.

¿Qué requisitos deben cumplir estos vehículos para su correcta circulación? Según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV, se considera autocaravana «cuando disponga de alojamiento vivienda que contenga asientos y mesa, camas o literas que puedan ser convertidos en asientos, cocina y armarios o similares». Sin embargo, para pasar el examen técnico correctamente, «todo el equipo debe estar fijado, con la excepción de asientos y mesas, que sí pueden ser diseñados para ser desmontados fácilmente».

Aún así, aseguran que los errores más frecuentes en este tipo de vehículos son similares a cualquier otro tipo, ya que los elementos a comprobar son los mismos. De hecho, «es muy infrecuente encontrar defectos en el interior relacionados con la zona de vivienda», recalcan.

Tráfico recuerda que no es legal comprar una furgoneta y tunearla sin más para hacerla habitable, sino que tiene que cumplir una serie de características que se comprueban durante la inspección técnica. «Si unos guardias paran en carretera a una autocaravana y ven algo raro, mandan al vehículo a pasar la ITV y, solo si no consigue el visto bueno, es entonces cuando se procede a hacer la denuncia», matizan desde el gabinete de prensa de la DGT.

¿Por dónde pueden circular y aparcar? Teniendo en cuenta que hablar de autocaravanas, en términos de normativa general, es lo mismo que referirse a un turismo, los usuarios de este medio de transporte pueden circular y aparcar con normalidad, cumpliendo con las leyes de tráfico. Sin embargo, las ordenanzas municipales, o incluso ciertos decretos autonómicos, limitan la actividad de estos vehículos.

«Ahora mismo estamos trabajando con cuatro departamentos del Senado —tráfico y movilidad, consumo, turismo e interior— para elaborar una normativa conjunta que se podría implementar a nivel nacional y evitar así las confusiones que dan lugar a que algunos ayuntamientos prohíban aparcar o circular», cuenta José Luis Quintero.

Por su parte, dadas las frecuentes incongruencias, la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) ha elaborado un modelo de ordenanza municipal con el objetivo de que sirva de referencia a los concellos para regular esta actividad.

¿Cuáles son los errores más frecuentes entre autocaravanistas? Directamente relacionado con lo anterior, hay gente que, con o sin conocimiento, abusa de la capacidad de estacionamiento de estos vehículos. «Se puede aparcar, que no pernoctar, en cualquier ciudad, calle o plaza de aparcamiento», aclara Antonio Jul, que no solo es empresario, sino también usuario de autocaravanas, y añade que «incluso podrías quedarte un día a dormir, siempre y cuando no se saque el toldo, se pongan los calzos para nivelar y se abran las ventanas», algo que también recoge la propuesta de normativa conjunta de la Fegamp.

Sin embargo, hay quienes «aparcan en primera línea de playa y abren el toldo, sacan sillas y mesas y se ponen a cocinar fuera. Eso no está permitido, solo se puede hacer en un cámping o área habilitada para autocaravanas, sin excusas, pues las hay por toda Europa», explica.

¿Es Galicia un lugar propicio para este tipo de vehículos? Galicia es, actualmente, la comunidad autónoma con mayor número de áreas habilitadas para autocaravanas de España. En total, hay alrededor de 1.000 en todo el país, de las cuales 170 se encuentran en el noroeste, gratuitas en la mayoría de los casos.

«Cuando llegan los meses de verano, sobre todo julio y agosto, la gente de la meseta para abajo tiende a veranear en el norte en busca de un clima más fresco y agradable», explica José Luis Quintero. Además, se reduce a una cuestión de costumbres, pues «en la cornisa cantábrica, hace unos diez años, fueron los pioneros en la habilitación de estos espacios. Donde más había por metro cuadrado era en Asturias, por lo que todo el mundo tenemos como referencia irnos tanto allí como a Galicia», añade.

El bum del caravanismo empuja a los ayuntamientos a regular su presencia

c. punzón

Pese a las restricciones en la movilidad y una menor oferta de ocio, el verano pasado puso en evidencia que el turismo de caravana se dispara en Galicia. Las reservas de viajeros españoles que se movieron con caravana, autocaravana o furgonetas crecieron en la comunidad un 200 %, pasando el turista nacional del 40 al 75 % del total. Al conocer dichas magnitudes, la organización que agrupa a los ayuntamientos gallegos, la Fegamp, se preguntó si los concellos están preparados para acoger a tal flota, y su conclusión fue que había que ayudar a regular la presencia de las casas rodantes.

Seguir leyendo