Él trabaja para que los turistas se enganchen al encanto de Santiago y quieran regresar

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

XOAN A. SOLER

«Os guías turísticos somos contadores de historias», apunta Matías Fernández

10 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando se visita una ciudad, muchas personas pasean por sus calles pero suelen perderse gran parte de los detalles. Cada vez en mayor medida, los turistas acuden a guías expertos que desgranan la historia desconocida de los lugares que recorren. En ese ámbito, el modelo Free Tours, en el que cada uno aporta voluntariamente la cantidad que considere justa previa reserva por Internet, se impone entre los visitantes. También en Santiago. Matías Fernández García es uno de los guías del paraguas rojo que durante este verano vende los encantos de Santiago. «Os guías somos como contadores de historias. Temos que facelo ameno e adaptar o discurso a cada grupo. E non é fácil, porque os grupos non son homoxéneos», explica. Desde siempre, Matías sintió atracción por la historia del arte y, cuando terminó su ciclo superior Guía, Información e Asistencias Turísticas, «tiven a oportunidade de entrar a traballar en Free Tours». Su pasión por el arte le llevó a matricularse hace dos años en Historia del Arte en la UNED. Defiende que la figura del guía «é a mellor forma de coñecer unha cidade. Se vas só, perder moitas cousas». Matías reconoce que los turistas se quedan «extasiados na praza do Obradoiro. O vemos todos os días. Vemos aos peregrinos entrar no Obradoiro chorando ou berrando. Os turistas quedan sorprendidos». Una de las fórmulas escogidas por Matías para «vender Santiago, porque o noso papel é que a xente se enganche de Santiago e que quería quedar máis tempo o voltar, é que imaxinen a imaxe medieval das rúas que pisan. No discurso dou ideas para que sexan capaces de ver o de antes. Gústame contar a orixe dos nomes das rúas, que moitos de Santiago tampouco saben». Explica que, cuando los grupos de turistas se acercan a la praza de Abastos, «creen que é unha estrutura medieval, e cando lles dis que ten 80 anos, algúns de aquí tamén o poñen en dubida. É curioso». Matías procura estar actualizado «para que a xente quede contenta. Contar cousas distintas». Aunque siente pasión por su trabajo, hay partes del casco histórico que deja para los de aquí: «Non está mal manter espazos solo para nós o para os amigos». Pese a vivir del turismo, Matias preferiría que Compostela «non se masificara». Le gusta especialmente el turismo de fuera de temporada, «máis tranquilo». Puestos a elegir, «o de parellas con formación son os mellores, porque fan preguntas e intercambias información».

XOAN A. SOLER

Amigos de Galicia

La Fundación Amigos de Galicia entregó ayer las primeras mochilas con material escolar entre familias en situación de vulnerabilidad con hijos menores a su cargo. El acto se celebró en el estadio Vero Boquete de San Lázaro y al acto asistió el presidente de la S.D. Compostela, Antonio Quinteiro, que colabora con la campaña. En la primera jornada se distribuyeron 34 mochilas. Con motivo de este acto, se recordó que hasta el 15 de septiembre está abierto el plazo para recoger más donativos.

Santi Alvite

Bodas de Oro

Los integrantes de la promoción 1965-1970 de Química, que celebró sus bodas de oro el pasado año, se reunieron ayer en la facultad de la USC. El año pasado tuvieron que suspender todos los actos debido a la pandemia, según comentó Marisé Pérez, miembro del comité organizador. Tras su paso simbólico por la facultad, los participantes visitaron el Pórtico da Gloria y luego fueron al Recanto da Saudade para ver la placa conmemorativa. Jesús López Romalde, de Alumni USC, pronunció unas palabras en ese lugar. El acto oficial se celebró en la facultad, y en el mismo intervinieron la decana Pilar Bermejo, nuevamente Romalde y Otilia Mo, Felipe Macías y Gonzalo Mucientes, en representación de los alumnos de esa promoción.