Patrocinado por

Estos son los mejores restaurantes para comer truchas y anguilas en la provincia de Lugo

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Truchas y anguilas del restaurante Río Neira, en O Corgo
Truchas y anguilas del restaurante Río Neira, en O Corgo ALBERTO LÓPEZ

Cinco clásicos que se especializaron en los peces de río, que ahora son de piscifactoría

28 ago 2021 . Actualizado a las 13:19 h.

El río Miño nace en Meira y en su recorrido por la provincia fue creando una red de restaurantes donde históricamente se servían los peces de dulce. Por eso las truchas y las anguilas son todavía la especialidad de varios establecimientos lucenses, aunque ahora provienen obligatoriamente de piscifactorías, porque la pesca no se pueden vender y es para autoconsumo del deportista o aficionado.

Los locales más clásicos, además de aportar calidad por saber cómo tratar el producto, son económicos y se encuentran en emplazamientos cercanos al río. Algunos de ellos ofrecen una delicia de vistas al Miño o a sus embalses. Cabe destacar que, por mor de la pandemia, restaurantes referentes como Casa Horario en Chao de Pousadoira, en Ribeira de Piquín, permanecen por el momento cerrados.

Mesón do Suso, en Lugo

A apenas diez kilómetros del norte de la ciudad de Lugo, en O Regueiro, se encuentra el Mesón do Suso. Ubicado al lado de la desembocadura del río Nala en el Miño. Este emblemático local de cocina tradicional destaca por sus truchas y anguilas fritas. Cuenta con menú del día por la semana y menú de fin de semana, en los que figuran los peces dulces de la piscifactoría de Hombreiro.

Restaurante Río Neira, en O Corgo

En el municipio de O Corgo, a unos 25 minutos de la ciudad de Lugo, se encuentra este restaurante a los pies del río con el mismo nombre. Su plato destacado son tanto las truchas como las anguilas, aunque la encargada, Ana María Gómez, afirma que las segundas, por ser criadas en la ría, «seguen sendo a estrela». Aunque también las compran en la piscifactoría de Neira de Rei, en Baralla.

«Desde que as troitas son de piscifactoría tamén se venden especialmente ben», señala. Gómez apunta que el truco para servir unas buenas truchas es freírlas en «aceite ben quentiño», para que queden crujientes. Además, este restaurante cuenta con una terraza a la orilla del propio río que hace la comida incluso más agradable.

Restaurante Mesón do Loyo, en Paradela

El clásico entre los clásicos. El restaurante de Paradela es prácticamente el mayor referente de estos alimentos de río. Su especialidad son las anguilas, un pez que históricamente ocupó la pesca tradicional de los vecinos del municipio. De hecho, una gran mayoría vivían de su venta hasta que pasó a estar controlada y también el restaurante recurrió a las piscifactorías. El restaurante cuenta además con una terraza con vistas al embalse que ocupa Portomarín y Paradela. Su preparación de anguilas bien crujientes llena todos los fines de semana el restaurante.

Restaurante Pérez, Portomarín

De la tierra por excelencia de la anguila también es el restaurante ubicado en el propio pueblo Portomarín. Este histórico local destaca como uno de los más veteranos en servir grandes bandejas de anguilas crujientes. Ofrece comida tradicional, pero está especializado en este pescado, por el que se desplazan cientos de clientes todas las semanas.

Restaurante A Veiga, en Samos

Carlos Castro

Este local es el más lejano a la ciudad de Lugo, pero es una referencia para los vecinos de la comarca de Sarria. El hotel y restaurante Samos, también está ubicado al lado de un río, el Sarria. El dueño, Manolo Quintero, cuenta que las truchas y las anguilas se comen todo el año. Nunca dejan de triunfar. También las compran en la piscifactoría de Río de Neira, en Baralla. «Temos traído 20 ou 40 quilos porque a demanda é moi alta», cuenta. Cuenta que incluso durante la pandemia no fallaron las grandes comidas. Para Quintero, la clave del éxito es coger el punto exacto de fritura para que «os peixes cruxan». Así es como más le gusta a los clientes, sobre todo a los más expertos.