Un viaje a la gastronomía de Portugal de la mano del Atlántico en Viveiro

y. garcía VIVEIRO / LA VOZ

VEN A GALICIA

PEPA LOSADA

Lo arrancaron en 2020 una caboverdiana de A Mariña y un portugués

08 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Somos un bar de racións, viños e cervexería». Así se presenta el Atlántico, local de hostelería de la calle Navia Castrillón en Viveiro, con un éxito ya en carta, como son los nuevos platos de sabor portugués auténtico. «Á xente estalles gustando moito», dice Claudia Gomes Mendes, caboverdiana que reside desde los seis años en Burela, mencionando la francesinha de Oporto o uno de los máximos exponentes de la cocina lusa como es el bacalao. Claudia es la camarera y también anima a Joao Bernardo Correia, quien maneja los fogones que transportan a los comensales a nuestro vecino país y con tantas conexiones habidas y por haber con tierras gallegas. Ese giro culinario al establecimiento viveirense comenzaría en diciembre del año pasado, con el nuevo alquiler del local por parte de ambos socios y la oportunidad de acercar el sabor portugués, algo «que aquí non houbese», destacan. «Aparte de Portugal, tamén metimos algo de pratos de Italia e de España», añade. «Para que haxa un pouco de variedade» es el principal objetivo. Y parece estar dando buen resultado: «A xente vén e pregunta polo que é diferente: ‘Que é a francesinha?’ O que fai el, ademáis, é caseiro ao cen por cen».

Afrontar un negocio de hostelería y hacerlo en plena pandemia es un riesgo que se asume, pero con ilusión: «Todo o mundo se sorprendeu, ata nós tamén. Eu ao principio tiña medo porque son auxiliar de enfermería e el cociñeiro. Ao final era, ou eu me unía a el ou non sabiamos que facer. Empezamos con moito medo pola inseguridade pero entre os dous nos imos animando. Con ánimo sempre se pode conseguir algo. Uninme a el para axudarlle e saír para diante».

«O noso soño é que canta máis xente e máis traballo haxa mellor», finaliza Claudia Gomes, quien valora en positivo el hecho de tener «un local bastante preparado». Desde el mismo también preparan comida para llevar, algo muy solicitado, con recogida en el propio establecimiento viveirense.